21Noviembre2017

Usted está aquí: Home Formación Psicotrading Reflexiones A raíz del artículo de Hugo Ferrer sobre cuanto se necesita para vivir de la bolsa
01 Marzo 2014 Escrito por 

A raíz del artículo de Hugo Ferrer sobre cuanto se necesita para vivir de la bolsa

Hugo Ferrer escribía en InBestia.com un artículo sobre cuanto hacía falta para poder vivir de la bolsa, y ayer saltaba la chispa en mi Twitter ante el comentario que escribí al respecto.   

Os recomiendo leer el artículo antes de continuar; y mi comentario, que fue el siguiente:

0

De repente veo como en Twitter me dicen lo siguiente:

1


2

Básicamente, imagino, que no entendían como yo apoyaba la opinión de Hugo Ferrer cuando ellos me creían más en línea de lo que promulga Josef Ajram.

Lo primero que tengo que decir es que se nota que me han leído poco. Llevo años y años diciendo que el trading no es coser y cantar, si me hubiesen leído un poco más, al menos se habrían ahorrado la sorpresa.

El caso es que este tema es bastante recurrente, a la par que cansino; no hay mes que no salten por algún lado: twitter, facebook, foros, blogs…. Siempre las mismas dudas, las mismas opiniones irreconciliables, los mismos argumentos de unos y otros para fortalecer sus creencias y siempre las mismas pamplinas. Llevo 8 años haciendo trading, así que ya podéis imaginar la de veces que habré hablado sobre esto y las que me quedarán.

Pues bien, otra vez más compartiré mi opinión aunque, ya os adelanto, no será la última; ya lo veréis, si no tiempo al tiempo.

Un 20% al año es un magnífico objetivo en bolsa.

Pues claro que lo es, joder, ¿en qué mundo vivimos? Mis principios son liberales y mi concepto de inversión está basado en el ahorro y el sentido común, por lo tanto nunca apoyaré mensajes que impliquen rentabilidades poco realistas y, os aseguro, que un 200% año tras año (que es lo que implicaría ganar 2000 euros al mes con un capital de 10.000) es sencillamente poco realista.

Y ojo, no nos dejemos engañar por sentencias del tipo: 

 

 

 

Imagino que Sr. Ajram habla del 20% sobre la garantía que te pide el bróker para apalancarte. Un bróker como Mirus Futures, por ejemplo, pide una garantía de $500 por contrato en el futuro del miniSP, es decir, con un mísero par de puntos ya obtienes ese 20% de rentabilidad.

Como tampoco hay que dejarse llevar por estadísticas del tipo: 

4

Este trader, que se supone tiene experiencia, sólo muestra los resultados del último mes, cuyo beneficio coincide casualmente con lo obtenido en todo el año, pero ¿qué le ha pasado desde enero hasta el 18 de octubre? Creo que sobran los comentarios.

En cualquier caso, a mí me la “rempanfinfla” lo que gane o deje de ganar este señor, como me la “rempanfinfla” lo que haga cualquier otro inversor. Yo sólo me fijo en mis resultados, mi evolución y mis experiencias y las trato de transmitir cuando considero que éstas pueden ser interesantes pero, no para sentar cátedra cual gurú, sino porque pienso que igual aportan una visión interesante. Y a quien le gusten bien, y al que no, pues también bien.

La cultura del pelotazo

La "cultura del pelotazo" no es si se puede ganar más de un 20% anual, la "cultura del pelotazo" es pretender hacerlo con poca experiencia. Ese es el mismo patrón de comportamiento que ha llevado a la ruina a los millones y millones de nuevos "promotores" que surgieron en el Boom inmobiliario. No aprendemos. 

Entonces,  ¿no se puede conseguir rentabilidades mayores de un 20% anual?

El tema no es si se pueden conseguir rentabilidades mayores de un 20% en intradía o si ese porcentaje es mucho o poco para un producto apalancado, lo importante es saber cuánto ha crecido o decrecido tu dinero de un año para otro.  Es sencillo, si hoy partes con 10.000 euros y a final de año tienes 11.000 habrás ganado un 10% de rentabilidad, y punto, dejemos de hacernos pajas mentales con cálculos sesgados sobre la rentabilidad.

Y la pregunta correcta no es si se puede o no (que si se puede), la pregunta es ¿y qué volatilidad tienen tus resultados? ¿son sostenibles a largo plazo? De nada me sirve que un trader consiga un 300% un año, si al siguiente pierde el 80% de todo lo que tiene.  

No recuerdo exactamente sus palabras pero Daniel Lacalle decía algo así como que los traders pequeños tienen el problema de la enorme volatilidad de los resultados, la cual les hacía tener una operativa inestable a largo plazo, y creo que tiene toda la razón, por lo tanto hay que ponerle remedio. 

Yo, desde hace años, trato de invertir con cierto criterio y con unas expectativas razonables, precisamente porque no quiero que la volatilidad de mis resultados me haga sufrir en exceso y me lleven al cementerio de personas que una vez quisieron ser traders (que, por cierto, está lleno de ellos).

Básicamente, mi filosofía de inversión esta basada en tres áreas de actuación:

  • Ahorro sistemático: estrategias muy tranquilas que tratan de batir a la inflación a largo plazo. Muy en la línea de lo que explica Graham en su Inversor Inteligente que, básicamente, trata sobre cómo organizarse un plan de pensiones privado que, aunque tiene poco glamour, creo necesario para cualquier especulador que se precie y más en los tiempos que corren.
  • Inversión a medio/largo plazo. La mezcla del Value Investing con un toque de análisis técnico basado en Precio y Volumen creo que es muy potente. El objetivo de este tipo de operativa estaría entorno al 8-10-12% de rentabilidad anual.
  • Lo que yo llamo “Trading con Rock & Roll” (en claro homenaje a Alberto Chicote). Este es el tipo de trading apalancado que “nos pone”, el que mayor potencialidad de rentabilidad tiene pero el más volatilidad puede arrojar a nuestro desempeño, por eso opino que el porcentaje que destinemos a este tipo de operativa deber ser el menor de todos, entre otras cosas porque para desarrollarlo de forma óptima necesitamos  desapego. Esto lo realizo todos los días con Precio y Volumen. 

Ahora bien, el porcentaje que debemos destinar a cada área es muy subjetivo. Habrá personas que prefieran atinar más el tiro y otros como yo que necesitemos equilibrar la cesta destinando mayor porcentaje al ahorro sistemático y a la inversión a medio/largo plazo.

Además, la inversión financera no está reñida con realizar otras actividades lucrativas, de hecho pienso que lo inteligente es hacerlo. Habrá gente que lo compatibilice con un trabajo por cuenta ajena, otros que lo compatibilicemos dando cursos y con otras actividades emprendedoras, otros que fundarán revistas, otros que colaboraran con medios especializados, otros que buscarán acuerdos con empresas de bebidas energéticas....

Realizar otras actividades no tiene nada de malo siempre que se hagan aportando valor y sin mentir a nadie.  

A mi no me cae mal Josef Ajram

Y lo digo de verdad. Me leí su primer libro y creo que está lleno de buenos mensajes: trabajar por objetivos, hacerlo con pasión, tener claro lo que quieres ser....son cosas  válidas, no solo para el trading, sino para la vida en general. Y ¿Cómo opera él? Me da igual cómo opere, esa parte "no se la compro". 

Los "vende-humo" no tienen la culpa, la culpa es de los "compra-humos". 

Yo me he especializado en mandar a la mierda a personas que me llaman diciendome que han dejado el trabajo porque se han marcado el objetivo de dedicarse al trading en seis meses. Al principio, les trataba de explicar con paciencia lo apasionante de todo esto, pero que debían enfocarlo con criterio, sentido común y objetivos sensatos, pero notaba que me decían el típico "sí de los tontos", hacían como si me oyesen  pero, realmente, lo único que querían escuchar es que su decisión había sido la correcta. Este tipo de personas son carne de cañón, están gritando "metédmela doblada". Es normal que si hay un nicho de mercado aparezca la demanda para satisfacerla. 

Y una última reflexión

Lo que acabo de escribir es solo mi visión, mi experiencia, y, por lo tanto, no es la verdad absoluta. Todo tiene matices, lo que no tiene sentido es que alguien que quiere ser trader, por un simple intercambio de tweets, diga lo siguiente:

5

Si alguien realmente opina eso, posiblemente es que ni siquiera tenga la fortaleza mental para resistir los primeros golpes que le propinará el mercado pero, aún así, permitidme acabar con un breve cuento que igual le ayuda a cambiar su opinión: 

Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia, y había llegado el momento en que se sentía lista para entregarse a la disciplina que la ayudaría a convertir su afición en profesión. 

Deseaba llegar a ser la primera bailarina y quería comprobar si poseía las dotes necesarias, de manera que cuando llegó a su ciudad una gran compañía de ballet, fue a los camerinos luego de una función, y habló con el director. 

Quisiera llegar a ser una gran bailarina, le dijo, pero no se si tengo el talento necesario o que me hace falta. 

Dame una demostración, le dijo el maestro. 

Transcurrido apenas 5 minutos, la interrumpió, moviendo la cabeza en señal de desaprobación. 

No, no tiene usted condiciones. 

La joven llegó a su casa con el corazón desgarrado, arrojó las zapatillas de baile en un armario y no volvió a calzarlas nunca más, se casó, tuvo hijos y cuando se hicieron un poco mayores, tomó un empleo de cajera en un supermercado. 

Años después asistió a una función de ballet, y a la salida se topó con el viejo director que ya era octogenario, ella le recordó la charla que habían tenido años antes, le mostró fotografías de sus hijos y le comentó de su trabajo en el supermercado, luego agregó: 

Hay algo que nunca he terminado de entender. Cómo pudo usted saber tan rápido que yo no tenía condiciones de bailarina? 

Ahhh, apenas la miré cuando Ud. bailó delante de mí, le dije lo que siempre le digo a todas, le contestó. 

Pero eso es imperdonable! Exclamó ella, arruinó mi vida, pude haber llegado a ser primera bailarina! 

No lo creo, repuso el viejo maestro. Si hubieras tenido las dotes necesarias, y una verdadera vocación para bailar, no habrías prestado ninguna atención a lo que yo dije.



Kike D. Valdecantos

Apasionado del trading. Estudié (BA) Business Administration por la Anglia Polytechnic University (UK) y  Master en Análisis Bursátil, Inversiones Financieras y Valoración de empresas.  Para batir al mercado sólo necesitamos un buen entendimiento del mercado a través del precio y el volumen, unos objetivos claros  y el adecuado ajuste emocional para ejecutarlo, todo lo demás nos sobra. Fundador de la Revista de Trading y de la escuela de formación de trading con precio y volumen www.precioyvolumen.com.

Me puedes seguir en twitter: @Valdecantos

Sitio Web: www.enmiretina.es
Más en esta categoría: « Tu plan hacia la consistencia