21Noviembre2017

Usted está aquí: Home Precio TRADING CON PRECIO Y VOLUMEN (ENTUSIASMO – OBJETIVO – EL CONTEXTO)
25 Septiembre 2012 Escrito por 

TRADING CON PRECIO Y VOLUMEN (ENTUSIASMO – OBJETIVO – EL CONTEXTO)

En los últimos tiempos empezamos a oir y leer con asiduidad expresiones como: el momento presente, el ahora o el ser, en entrevistas a diferentes autores tanto en televisión, prensa, radio, webs, etc. Dentro de la calma y el gozo de leer y compartir sensaciones del mundo interno del trader, psicotrading y cambio personal me llegaron los libros de ECKHART TOLLE y posteriormente gracias a ese compartir descubrí unos programas de TV de este autor con audio traducido al castellano. Me permití recoger unas palabras de ECKHART TOLLE de uno de esos programas por la implicación que veo en los comienzos de un home-trader / trading-vida. Lo transcribo a continuación cambiando algunos ejemplos enfocados al trading

Entusiasmo significa que de verdad disfrutas de lo que estás haciendo más la meta que tienes en la mente. Pregunta una Sra: ¿cómo podemos tener objetivos o metas si siempre permanecemos en el presente? El objetivo o la meta está dentro de ti como si fuera ya una realidad, si lo has podido pensar entonces ya es real de alguna manera, así que un objetivo que tiene poder no es aquel en el que se piensa que cuando consig algo en algún momento en el futuro me sentiré completo; en el esfuerzo de conseguir el objetivo te estás perdiendo a ti mismo, te estás perdiendo el momento presente. Sin embargo, si dentro de ti tienes la visión del objetivo como si ya fuera una realidad, para E. Colle su libro ya existía dentro de él, ya era como si estuviera escrito, sentía como si tuviera que materializar algo que ya existía, para él el libro era una realidad en su interior no tenía que esforzarse en escribir el libro. Dice en el programa: todo lo que tuve que hacer fue abrirme a este movimiento de la energía que se había iniciado dentro de mí y el libro finalmente se manifestó en el nivel exterior.

Si creemos que ya hemos recibido lo que pedimos, entonces actuamos desde una realidad interna que tiene mucho más poder que si actuamos desde una actitud de escasez, de necesidad o de falta, ¿Qué clase de poder tendrá nuestro objetivo? Si actuamos desde esa actitud. Cuando crees que ya lo has recibido el objetivo es una realidad dentro de ti por que actúas con el poder que te da esa seguridad. Te sientes como si ya lo hubieras recibido y conectas con una realidad que ya existe dentro de ti y conectas con ella a través del momento presente. Luego respondes a ese impulso interno y lo manifiestas en tu vida a través del momento presente también, no se trata de una cosa del futuro; el objetivo que tiene verdadero poder no es aquel que se espera conseguir en un futuro sino aquel que se concibe conectado en el exterior con el momento presente como algo que ya existe dentro de ti.
¿Cómo se logran las cosas que tenemos planeadas para nuestro futuro? Lo que uno visualiza, lo que uno quiere conseguir, no está en el futuro, sino que reside dentro de ti ahora mismo, sólo tienes que estar en contacto con ello ahora; por ejemplo ¿Cómo te sentirías si ya fueras un trader de éxito, ganador consistente? ¿Qué sentirías dentro de ti? ¿Y de dónde viene ese poder con el que podrías contribuir con los demás a través de eso que quieres hacer? Dónde reside ese poder: En vez de querer ser ese trader de éxito, esa persona debería de pensar de qué manera puede utilizar el talento que tiene para fluir con los movimientos del mercado, no estar influido por los cantos de sirena que bombardean continuamente al trader y ajustarse a su normativa para hacer lo que tiene que hacer.

Tu objetivo es una realidad dentro de ti, así que das los pasos necesarios para llevarlo a cabo en el mundo exterior pero esos pasos están inspirados por una sensación de estar satisfecho, no por una sensación de estar en un estado de necesidad o de que te falta algo, el error está en buscar lo que necesitas en cualquier otra cosa que no sea el momento presente.

Cualquiera que sea tu objetivo, tu objetivo tiene que venir desde tu interior, desde tu ser o tu convicción. Cuando es así el objetivo se materializa en el mundo exterior de manera o desde tu propósito interno. Es lo contrario de salir al mundo exterior e intentar buscarlo ahí, tiene que ver con la alineación del propósito interno y el externo y la absoluta certeza en tu interior de que el objetivo ya se ha conseguido.


El objetivo está dentro de ti, es una sensación que proviene del la conciencia, que está dentro de ti, de la conciencia que te guía y te ayuda, no es tan importante lo que uno hace con esa sensación interna, esa sensación interna es lo más importante y esa sensación lo va a tener en este momento y también es cómo haces lo que haces, no tanto lo que haces en sí, es la inspiración desde la cual actúas, la fuente de la energía que necesitas para conseguir tu objetivo, esa fuente que proviene de la conciencia, porque de lo contrario tu objetivo no tendrá un valor real en tu vida. Y algo vital que recordar es que ese poder viene de la fuente, no lo vas a encontrar en otro sitio que no sea en el ahora. El paso que tomas hoy te lleva al paso que tomas mañana y así sucesivamente, pero el paso siempre se toma en el momento presente. No se llega a ese destino por medio de sentarse a pensar, y sería bueno tener en cuenta si en el momento presente estás en un trabajo en el que no parece estar conectado con lo que debería ser tu vida (estoy y quiero trabajo), tienes que darle la importancia que se merece a lo que haces ahora. Uno tiene que sentirse a gusto en el presente, en el momento actual, sin que impida dar los pasos necesarios para traer al exterior lo que ya está en tú interior.

El estrés o el esfuerzo son signos de que el EGO ha vuelto. También es un signo el tener una actitud negativa cuando encontramos obstáculos. La vida tiene retos, ok, pero nosotros invitamos al EGO cuando los convertimos en obstáculos contra los que tenemos que luchar. No importa cuanto esfuerzo hagamos, el cambio en nuestro nivel interno es lo importante, sin él no importarán nuestras acciones. Lo que importa es quién eres, no lo que haces; en su caso cómo lo haces, eso determina tu destino.

Y ahora entramos de lleno en nuestro trading.


19:00 h del día 20/09/12, partimos de un contexto de acumulación en mínimos, el precio por el momento ya se giró y tenemos una posible corrección completada y con volumen constante sin que el precio se desplace, en caso de superar las probabilidades están del lado largo y mientras el profesional no aumente considerablemente las ventas y "tire" al precio un movimiento largo proporcional es lo más probable una vez superada esa zona de no demanda y el vol de mínimos de esas 19 h +-

AJ 120925 1

(ampliar)

Desarrollo posterior:

AJ 120925 2

(ampliar)

19:00 h del día 21/09/12, día siguiente, partimos de un contexto de distribución en máximos, en zona de confluencias y zona significativa de días previos, ese volumen que se ve en la cima y perdida la zona rápidamente, compras no son, de haberlo sido no lo hubiera perdido. En el momento de la imagen cabe la posibilidad de que en esa zona solapada intermedia el profesional entre en compra y deje una vela larga de amplio rango y decisión pero hasta que no lo haga el contexto previo de distribución está ahí, deciden ellos, nosotros somos meros seguidores.

AJ 120925 3

(ampliar)

Desarrollo posterior:

AJ 120925 4

(ampliar)

LOS DOS DÍAS EN GRÁFICO 5M COMPRIMIDO

AJ 120925 5

(ampliar)

EL CONTEXTO

Por qué hago lo que hago y a veces no lo que tengo que hacer. A toda contracción le sigue una expansión.


Todos queremos tener paciencia y control hasta que llegue nuestra activación correcta en el lugar correcto. Una vez dentro de la operación queremos que el precio salga disparado, aunque racionalmente sepamos que lleva su tiempo, que el precio suele retestear, pararse, digerir sus movimientos. El tiempo parece que se vuelve más lento cuando estamos dentro de la operación, cualquier minicorrección pone a prueba nuestras emociones. Aunque sabemos que una operación es sólo eso, UNA operación más, cuando vemos una pauta, jugada, situación ideal, entramos porque estamos convencidos de que esa operación irá bien (aquí está el error); aunque ponemos el STOP realmente no estamos asumiendo el riesgo, y todo porque nuestra mente ya nos ha dicho que estamos seguros de que con esa activación la operación va a salir bien; esa idea automáticamente se convierte en la mente en una verdad y estamos seguros de que va a salir bien, incluso proyectamos el objetivo y cuantos puntos vamos a ganar. Momentos después aún sabiendo RACIONALMENTE que las probabilidades están a nuestro favor, son SÓLO eso, probabilidades, y esa operación en la que el trader medio pone sus esperanzas es eso que decimos, una operación más, y en el caso de que el precio venga en contra, ¿cómo puede pasar eso? Si yo estaba seguro de que aquí estaba el giro-continuidad. Aunque nuestro trader tiene su STOP y asumiendo que no lo mueve, al no haber REALMENTE aceptado el riesgo al que se enfrentaba al abrir la posición (porque cuando hizo la entrada estaba "seguro" de que el precio iba a ir a su favor, si no, no hubiera entrado en la posición; y ya tenemos la irritabilidad, el enojo, el desconcierto, sombrita se apodera del trader lógico.

El trader tiene que actuar de una manera neutral, monótona, como en un trabajo cualquiera. Desde el inicio de la sesión muchos traders están haciendo un esfuerzo psicológico-emocional "buscando" sus operaciones y a cada momento que pasa SOMBRITA se hace más fuerte, la mente cada vez tiene más presión. Nuestro trader sabe en su interior que tiene que seguir sus ajustes personales probados cientos de veces, sabe que la entrada aparecerá sola, pero esa presión (pasan los minutos y sombrita va creciendo) hace que cualquier situación distorsione la percepción y una "visión parecida" a una de sus mejores operaciones la "ve" como conservadora y de alta probabilidad, ajustada a su ajuste previo; sólo tiene que poner un mayor STOP, esperar que la siguiente vela supere tal zona y es tomada ya la operación con esa seguridad que le da la ansiedad. Todo viene del esfuerzo psicológico que realiza el operador para mantener la calma. Ya no aguanta más esa espera y explota. Sombrita toma la posición. La calma, por definición, no se puede forzar, como la consistencia, tiene que estar en nosotros.


Objetivo 1.- Al mercado no se va a tener razón, ni a defender ningún tipo de orgullo "EGO", aquí venimos a ganar dinero. Si sabemos dónde y porqué entramos y tenemos nuestro objetivo, la mayoría de las veces el resultado vendrá a nuestro favor pero en el momento en que el precio se vuelva en contra de nuestra entrada llega a un nivel en el que ya sabemos que como mínimo largo-corto no es y, como no defendemos ningún orgullo "EGO" si hay que cerrar se cierra la posición y esto, repito, cerrar la posición lo tenemos que hacer nosotros y en ese momento. No dejemos que un cable mental salga de nuestra cabeza y se conecte con la pantalla haciendo de puente entre los movimientos del precio y nuestra mente racional, dual, cultural, que busca justicia, desea y espera, esta nos bloqueará y nos impedirá hacer lo que tenemos que hacer.


Objetivo 2.- El que predice pierde. El que actúa desde la visión comprobada y testeada previamente y su activación, sólo está obligado a gestionar la entrada y cerrar la operación, con beneficios o pérdidas, y con el número suficiente de operaciones su éxito en este o aquél mercado estará asegurado.



AJ

Etrader  a tiempo completo. Opero en el futuro del miniSP en gráficos de 2 y 3 minutos basándome únicamente en la dinámica del precio y del volumen.